0 comentarios

SIN REGLAS - ANNA FREIXAS

En este libro, la escritora feminista Anna Freixas nos habla de un tema triplemente tabú. Tabú porque habla de la sexualidad y el deseo. Tabú porque lo hace en referencia a las mujeres, desde su punto de vista. Y tabú porque lo hace en concreto de las mujeres maduras.

Lo hace desde su conocimiento derivado de sus líneas de investigación sobre el envejecimiento de las mujeres, coeducación y feminismo, y la evolución de la investigación y docencia en Psicología desde una perspectiva de género. Para realizar este libro ha llevado a cabo una investigación con setecientas veintinueve mujeres mayores que han colaborado con el proyecto y han hablado de su propia experiencia y deseos.

En este libro se pretende romper el silencio sobre la sexualidad de las mujeres después de la menopausia, pretende abrir un debate sobre ello, puesto que, tal y como aclara al principio del libro, no explica una verdad absoluta, pero sí que explica la verdad de más de setecientas mujeres.

Por ello, parte de la caída del mito y la idea de que las mujeres mayores son asexuales y sin ningún tipo de deseo sensual ni sexual, tratando de dar visibilidad que las personas mayores en general, y las mujeres mayores en particular, siguen teniendo deseos sensuales y sexuales.

Habla de cuales son las causas del gran silencio que se ha establecido por parte de todo el mundo alrededor del tema y la idea de esta asexualidad de las personas mayores, entre las cuales se encuentran la identificación entre sexo y maternidad derivada de la cultura franquista, y la cultura en que se educó a las niñas y niños que ahora son mayores y con la que se continúa educando a niños y niñas actuales, en que, de manera directa o indirecta, se enseña que las mujeres no tienen intereses sexuales, que se trata de un interés masculino.

En el libro se plantean algunos problemas al respecto, como las relaciones entre personas mayores en los centros geriátricos o en casa de los hijos e hijas; y propone interesantes soluciones.

Además, durante el libro se habla de las relaciones homosexuales, explicando que hay muchas mujeres que descubren tener deseos hacia otras mujeres a edades avanzadas, en parte como consecuencia a que se vuelven más exigentes y no encuentran lo que quieren en un hombre, pero sí en otras mujeres que las comprenden mejor.

Es un libro muy interesante que cuenta con la experiencia de muchas mujeres y que, lejos de pretender dar una verdad empírica y rotunda, pretende abrir un debate y que se hable del tema, y es por lo que recomiendo la lectura de este libro, que puede ayudarnos a abrir la mente tanto a personas mayores como a jóvenes, que al fin y al cabo formamos parte de la sociedad que favorece este silencio, y tarde o temprano seremos mayores.

Laia Vaquerizo
0 comentarios

OPEN - ANDRE AGASSI

Víctor me habla desde el otro lado de la mesa del bar. Dos vasos de cerveza bien fresquita presiden la quedada. Y yo sigo sorprendida, desde hace cuatro años o más, de la facilidad que tiene este chico de hacer que todo parezca sencillo y emocionante. Hablamos de música, de pasiones, de vida. De libros. Hoy me habla de Open, las memorias del gran Andre Agassi escritas por otro astro, pero no del tenis, sino de las palabras: J. R. Moehringer. Se puede decir que Open es lo que sucede cuando se juntan magia y talento; se puede decir que Open es el resultado de algo que a menudo resulta utópico: revestir con palabras aquello que resulta difícil de explicar, aquello que a menudo solo es capaz de comprenderse a través de los silencios.

El miedo, la angustia, la pasión, el rechazo más extremo, los sueños, las metas, el gran tesoro de la amistad. Todos ellos salen de las páginas de este libro y, sin permiso, se ponen a revolotear por mi barriga, como si la historia hubiese sido escrita solo para mí. Agassi se sienta a mi lado y me revela entre confidencias cuánto odia el tenis. Se acerca a mí y me dice que, desde que tiene uso de razón lleva una raqueta pegada al otro extremo de su brazo derecho sin que él lo haya elegido así. Agassi me habla del abominable Dragón, una máquina escupe pelotas construida por su propio padre, una máquina que pretende hacer de él un Dios del tenis, a toda costa. Una máquina que engulló toda su infancia. Agassi me explica, emocionado, cómo el amor y la amistad le han salvado la vida, me habla de sus grandes pilares y de cómo unas personas somos auténticos tesoros para las otras. Me habla de su pérdida de confianza en él mismo. Me habla y me transmite absolutamente todo lo que lleva dentro.

«Abro los ojos y no sé dónde estoy, ni quién soy. No es algo tan excepcional. Llevo media vida sin saberlo. Aun así, esta vez me parece distinto. Esta confusión me da más miedo. Es más total.[...] Juego al tenis para ganarme la vida, aunque odio el tenis, lo detesto con una oscura y secreta pasión, y siempre lo he detestado.»

Así inicia Andre Agassi el relato de su vida. Una historia que mantiene mis ojos y mi corazón pegados a unas páginas en las que he visto desnudarse por completo a uno de los más grandes tenistas de todos los tiempos. Y soy sincera, jamás he sido amante de este deporte, jamás, en toda mi vida, he visto un partido de tenis completo. Después de cerrar este libro y de digerir hasta su última página, dudo que eso cambie. Sin embargo, me ha hecho preguntarme por las personas, qué hay detrás de sus raquetas, qué guardan dentro de la piel, cómo alguien tan grande puede sentirse tan pequeño. Me ha hecho preguntarme por la vida, en general. Por los corazones golpeados, en concreto.

Este libro ha sido uno de los mejores regalos que me han hecho últimamente. Se sabe que algo llega hondo cuando se tiene unas ganas tremendas de hablar de ello, cuando las ganas de que todos sientan la emoción que tú has experimentado lo inundan todo.

Como no podría ser de otra manera, hoy quiero hablar de Open: Memorias de Andre Agassi.

Sara C. Labrada
0 comentarios

LO QUE SUCEDIÓ CUANDO ME ROMPISTE EL CORAZÓN - ROCÍO CARMONA

Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón es la historia de Mia después de un duro desencanto amoroso, es la historia de un corazón roto que no ve la salida del túnel en el que se encuentra. De primeras, puede parecer la típica historia de desamor en que la protagonista vuelve a creer en el amor gracias a otro nuevo amor. Sin embargo, esta historia va más allá de los tópicos.

Al principio de la novela, podemos ver a una mujer destrozada por la ruptura que sufre de ansiedad y depresión, dando así voz a dos enfermedades que acostumbran a ir de la mano y que están enormemente invisibilizadas en nuestra sociedad, que las esconde a modo de tema tabú y las silencia a base de pastillas.

A medida que transcurre la historia acompañamos a la protagonista en su proceso de superación, que viene marcado por distintas fases y personas que la ayudan. Durante este proceso observamos cómo Mia va creciendo personalmente, aprende a valorarse tal cómo es y cambia aquello que no le gusta en lugar de sentarse a esperar que las cosas cambien solas.

Este libro, además de mostrar la historia de Mia, puede considerarse un libro de autoayuda para todas aquellas personas que no se quieren o se valoran lo suficiente, y viene acompañado de numerosas frases y teorías filosóficas encaradas a una visión más positiva de la vida que ayudan a la protagonista en su proceso.

A modo de conclusión de la historia, la autora nos muestra cómo la protagonista ha cambiado como persona, nos enseña que al finalizar la historia no es la misma persona que era antes de que se le rompiese el corazón, Mia ha cambiado, lo asume y aprende a querer su nuevo yo, sabiendo que es normal que las personas cambien, porque las situaciones cambian y te cambian a ti también.

A todo esto, se le puede añadir unas bonitas descripciones de Barcelona y que es una lectura dinámica acompañada de numerosas canciones que hacen de banda sonora de la historia que convierten el libro en una lectura rápida y adictiva.

Como lectora creo que es una novela preciosa sobre el amor propio, el amor en general y la amistad; y es un libro que recomiendo sin ninguna duda por todo lo anteriormente nombrado.

Laia Vaquerizo
0 comentarios

PATRIA - FERNANDO ARAMBURU

Qué gran descubrimiento ha sido Fernando Aramburu. Sé que esto no gustará a sus fans de siempre, esos que ahora sientan que la gran masa les ha robado a su autor, pero no puedo evitarlo, soy uno más de los que han caído en las garras de su narrativa tras ver el sorprendente éxito de Patria. Y es de este del que voy a hablar hoy (también tengo que decir: es de este porque no he leído más, con perdón). 

Antes de nada voy a confesar algo: yo fui uno de aquellos que recibieron la nota de prensa del nuevo libro de Aramburu, vieron el tema del que trataba y por X razones (otros libros más interesantes, un tema no tan alejado para el lector, o sea yo, etc.) decidieron dejarlo pasar de largo. Pero lo que es bueno siempre vuelve para decirte a la cara que no deberías haberlo dejado pasar. Lo bueno de los libros es que permanecen; y que siga siendo así, por favor. Pues bien, yo vi el éxito que estaba cosechando la novela y me dije oye, pues quizás sí hay que leerla. Así que me propuse que sería una de mis primeras lecturas de 2018. Tremendo error, porque ahora cómo superamos esto. 

Unas líneas más arriba he insinuado que, probablemente, una de las razones que me hicieron no decantarme por este libro en el momento de su publicación fue que el tema me pillaba un poco lejos. Vamos a aclarar esto. Tengo 26 años, soy de un pueblo de Barcelona y, la verdad, nunca he vivido muy de cerca el terrorismo de ETA más allá de la rabia que todo humano (¿?) puede sentir por el crimen y la rabia y los ataques injustificados. Pero no soy un experto en el tema, ni en este ni en ninguno, y creía, sinceramente, que poco iba a entender, a compartir, a sentir de lo que se narraba ahí dentro. Otro tremendo error. Y es que Patria, aunque trate el tema del conflicto vasco, aunque su trama esté ubicada en la época de máximo auge de ETA, trata tantos temas que acaba siendo un libro universal, un libro que toca todos los órganos, los que conoces y los que no, que habitan dentro de ti.

Es muy complicado explicar el entramado que compone Patria y para quien quiera entenderlo lo mejor es que compre el libro y lo lea. Primero para comprenderlo mejor que leyéndome a mí y segundo para disfrutar como pocas veces se puede disfrutar ya de tan buenas novelas. Nuevas y buenas. 

Patria es la vida de una serie de personajes, unidos por un nexo trágico, contada a través de un narrador que en ocasiones parece fundirse con la propia mente del personaje. Esas narraciones que parecen salidas muchas veces de la propia boca del personaje en cuestión son pinceladas de una literatura que parece haber okupado el cuerpo de un escritor en estado de gracia. A partir del asesinato del Txato, el marido de Bittori, una historia que agarra fuerte y muy adentro se teje de manera magistral en capítulos muy cortos que podrían componer si quisieran uno de los mejores compendios de relatos del momento. Todas las técnicas narrativas en alza a la hora de captar la atención del lector contemporáneo son en Aramburu trazos de un bolígrafo sobre el papel, teclas pulsadas sobre un ordenador que solo necesita de palabras bien hiladas para seducir. No hace falta nada de todo eso para enamorarte/obsesionarte con Patria. Es seguir una letra tras otra y convertirte en uno más del casi millón de lectores que han sucumbido a esta novela.

No es una historia fácil ni feliz ni agradable ni incluso recomendable pero hay algo ahí dentro que te empuja a seguir hasta que cierto día sales de ella tras más de seiscientas páginas y notas cómo algo de ti se ha quedado ahí, quizás un perdón que nunca te atreviste a decir, un abrazo, un beso o un paso que nunca te atreviste a dar. Digo que no es recomendable porque es una novela que duele, que escarba en esa herida que nunca enseñamos pero que está, que toca los puntos flacos, que te hace pensar en todo aquello que evitas pensar cuando piensas. ¿Y acaso alguien quiere recomendar algo que duele? ¿O quizás sea así como se sana?

Sé que no cuento nada de lo que es la trama en sí misma pero creo, y lo digo sinceramente, que en este caso es mucho mejor intentar expresar lo que sientes leyéndolo que lo que simplemente lees. Ha sido un fenómeno editorial, vale, pero os aseguro que ha sido, es y será un fenómeno personal. Para el autor por supuesto pero sobre todo para quienes lo hayan leído, para quienes lo estén leyendo y para los que lo vayan a leer. Ojalá seas tú, te lo digo de verdad.

Víctor González

 
;