LA VIDA SECRETA DE LOS ÁRBOLES - PETER WOHLLEBEN

Empezaré por el final para mandar una advertencia al lector de esta crítica. Al acabar La vida secreta de los árboles te invade tal sentimiento de culpabilidad por la impresión del libro que tienes entre las manos que no sabes si ha valido la pena o no leerlo.

La vida secreta de los árboles es lo más nuevo y exitoso de Peter Wohlleben. Con más de 300.000 ejemplares vendidos, este libro busca hacer comprender al lector que los árboles sienten y padecen, que son seres pensantes y que no están tan lejos de los animales o de nosotros mismos. Wohlleben nos habla en él, mediante capítulos cortos y un lenguaje muy cercano, de los secretos que se esconden en el bosque, del lenguaje de los árboles y de su vida a la que muy pocos dedican atención.  Él empezó a dedicarles la atención que merecían trabajando como guarda forestal. En ese periodo de su vida, comenzó a observar que bajo la lentitud de una vida que se alarga centenares de años, hay un movimiento casi imperceptible para nuestros ojos acostumbrados a la velocidad. Para quien vive la calma, los árboles tienen mucho que decir,  y esto se demuestra en La vida secreta de los árboles

La conexión entre ellos, el porqué de sus muertes, la organización dentro del bosque, la lucha de los retoños, la función vital de los hongos, el papel principal de las raíces o la mano destructora del hombre son algunos de los temas que se tocan en este interesante libro que llena de verde nuestras grises conciencias. Gracias a La vida secreta de los árboles aprendemos cómo se avisan entre ellos de la llegada de depredadores, cómo se alimentan, cómo piensan, cómo sienten, cómo ayudan al compañero enfermo o cómo afectan positivamente a todo nuestro entorno (incluso a la fauna marina). 

En definitiva, La vida secreta de los árboles es un muy útil instrumento con el que abrir los ojos del lector ante una realidad en la que pocos se fijan y que es esencial para el funcionamiento de nuestro mundo. Peter Wohlleben nos enseña la importancia que tienen unos bosques que poco a poco van amoldándose a los intereses del hombre y con ello despareciendo porque este, el hombre, nosotros mismos, no se para a estudiarlos, entenderlos y comprenderlos. Ya que, como dice el propio autor en el prólogo del libro: «Solo aquel que conoce los árboles siente el deseo de protegerlos». 

Víctor González.
@chitor5

COMPRAR LIBRO:


4 comentarios:

Natàlia dijo...

Hoy no me llama demasiado. Lo dejo pasar.
Un beso ;)

Adella Brac dijo...

Me encantan los árboles, así que me lo apunto :)
¡Gracias por el descubrimiento! ;)
Besos.

Libres de Lectura dijo...

¡Gracias por vuestros comentarios!

Juan dijo...

Me encantan los árboles y cada vez que veo cortar uno se me aprieta el corazón. Justamente en estos días estoy plantando 42 nogales y compraré el libro. De seguro aprenderé algo que no sé.

Publicar un comentario

 
;