ME LO CONTARON AYER - RAFAEL DE LEÓN

Me lo contaron ayer:

Me lo contaron ayer 
las lenguas de doble filo 
que te casaste hace un mes 
y me quedé tan tranquilo

Otro tonto en mi caso 
se hubiera puesto a llorar, 
pero yo cruzándome de brazos 
dije que me daba igual

No voy a pegarme un tiro 
o te llenaré de maldiciones 
ni apedrearé con mis suspiros 
las rejas de tus balcones

Qué te has casado, buena suerte 
ojalá que vivas cien años contenta 
y que a la hora de tu muerte, 
Dios ni te lo tome a cuenta

Y si al subir por el altar 
mi nombre se te olvidó 
juro por la gloria de mi madre 
que no te guardo rencor

Porque aquel que no fue tu amigo 
ni tu novio ni tu amante 
es quien más te ha querido 
y con eso, con eso tengo bastante.

Rafael de León.

Rafael Turia.

8 comentarios:

Teresa Fernarnabndez dijo...

hermoso poema

studioFT5 dijo...

A esta bella poesía de Rafael de León le falta mucho, no esta que está muy recortada, por favor, hay que poner los poemas como son, de lo contrario se le falta el respeto a su autor, y a nosotros sus lectores que pensamos que sólo son estos párafos...

studioFT5 dijo...

A esta bella poesía de Rafael de León le falta mucho, no esta que está muy recortada, por favor, hay que poner los poemas como son, de lo contrario se le falta el respeto a su autor, y a nosotros sus lectores que pensamos que sólo son estos párafos...

Da A dijo...

Se llama La proficiales y Está cortada

Aída Alguacil Martinez dijo...

Yo la sabía total, pero hay algunos parrafos en diferencia a como la recordaba, además le falta mucho y para quien no la conozca, no puede comprender todo el tema.
Una estrofa como yo la recuerdo dice así.

" Y fueron dos centinelas los ojillos de mi madre. Al salir de la escuela se va a los olivares ¿Que busca allí? Una niña, tendrá el mismo tiempo que él, Jose Manuel no le riñas que está empezando a querer.

Anónimo dijo...

Este poema se llama la Profecia y le falta muchos versos, y por la epoca en la que fue ecrito la versión que esta aquí es distina.

Nieves dijo...

Nada de pegarme un tiro
ni enredarme a maldiciones
ni a pedrear con suspiros
los vidrios de tus balcones.
Que te has casao, buena suerte,
vive cien años contenta
y a la hora de tu muerte
que Dios no lo tenga en cuenta
que si al píe de los altares
mi nombre se te borró,
por la gloria de mi madre
que no te guardo rencor.
porque sin ser tu marío
ni tu novio ni tu amante
sino el que más te ha querio
con eso tengo bastante.
Aún resuena en mis oídos el regañar de mi pare
que por nuestros amorios
le preguntaba a mi mare
qué tiene el niño,Malena?
anda como trastorna, tiene carilla de pena
y el colorillo quebrao
y ya no juega a la tropa
ni tira piedras al río
ni se destroza la ropa
subiéndose a coger níos
y no te parece extraño
y no es una cosa rara
que un chaval de doce años
tenga tan triste la cara?
mira que soy perro viejo
y estoy demasiado tranquilo
quieres que te de un consejo¿
vigila mujer, vigila
y fueron dos centinelas los ojillos de mi mare
cuando sale de la esuela se va por los olivares
y qué busca allí una niña?
tendrá el mismo tiempo que él?
José Manuel no le riñas que está empezando a querer.
Mi padre encendió un pitillo y se enteró bien de tu nombre
a ti te compró unos zarcillos
y a mi un pantalón de hombre
Yo no te dije te adoro
pero colgué en tu balcón
un lazo de seda y oro de primera comunión
tú, fina y orgullosa me ofreciste en recompensa
la cinta color de rosa que engalanaba tu trenza.
Voy a misa con mi tita
bueno, te veré en la ermita
y que serios nos pusimos al darnos el agua bendita
y luego en el campanario, cuando empezamos a hablar
dice mi tita Rosario que la cigueña es sagrá
y el colorìn y la fuente y las flores del rocío
y aquel torito valiente que está bebiendo en el río
y es sagrao tierra y cielo porque todo lo hizo Dios
Qué te gusta más? tu pelo
Qué te agrada más? tu voz
y tus manos redonditas
y tus pies marcando el paso
de las palomas zuritas.
Con un copo de nieve te comparé
te revestí de piropos de la cabeza a los pies
y hablando de esas pamplina
que inventamos las criaturas
llegamos hasta la esquina cogidos de la cintura
Tú me preguntaste ¿en qué piensas?
Yo te dije, en darte un beso
y a ti te dio una verguenza
que te caló hasta los huesos.
Por la noche envuelto en luna
nos vimos por la ventana
Mi hermanito está en la cuna
le estoy cantando una nana
"Quítate de la esquina chiquillo loco
que mi madre no quiere y yo tampoco"
y yo ignorante me pensé
que la nana nos casaba como marío y mujer.
Pamplinas, figuraciones que inventamos las criaturas, después lo visto se impone
tanto tienes tanto vales.
Por eso al enterarme que llevas un mes casá
no dije que iba a matarme, sino que me daba igual.
Más como es rico tu dueño
te brindo esta profecía
tú por la noche entre sueños
soñarás que me querías
y recordarás la tarde que tu boca me besó
y te llamarás cobarde como te lo llamo yo.
por el que no es tu marío ni tu novio ni tu amante
sino quien más te ha querio,
con eso tengo bastante.

Anónimo dijo...

Faltan unas estrofas al final, que no me acuerdo bien. Hace muchos años que mi padre me la enseñó. Valga como homenaje a mi padre ya fallecido

Publicar un comentario

 
;