GRACIAS


Siempre he visto la Literatura, y la cultura en general, como un corazón con engranajes oxidados al que nadie, a excepción de unos locos llamados escritores y lectores, intenta reparar, apoyar, empujar.

Si no fuera por estos locos (aunque me gusta quedarme con la idea de Poe de que somos locos con largos intervalos de horrible cordura) ya no existiría la Literatura. Si no fuera porque se ha decidido lubricar esos engranajes con letras ya no se podría viajar con la imaginación. 

Se está intentando desde hace mucho tiempo cortar las alas a la imaginación pero gracias a unos fieles revolucionarios que siguen leyendo, que siguen escribiendo, ese apesadumbrado corazón sigue latiendo. 

Cada libro que leemos, cada frase que anotamos en un papel, es una donación en forma de vida a la Literatura. Podemos seguir siendo cuerdos en un mundo loco o podemos darnos a una locura que es la que provoca que se nos erice el vello, se nos caiga una lágrima o rompamos a carcajadas únicamente leyendo unas letras colocadas una detrás de otra, y que provocan algo así como esa magia que tanto soñábamos poseer de pequeños. Solo los lectores conocemos esa sensación, y nadie negará que no hay nada que se le iguale.

Nosotros, Libres de Lectura, hemos tenido la inmensa suerte de toparnos con un número inmenso de locos a los que llamamos seguidores (algo que nunca esperábamos), locos que siguen apoyando a la Literatura y que cada día regalan un latido más a su corazón con sus 'me gusta', con sus comentarios, con su participación en este proyecto.

Sigamos así, que no nos corten las alas, consigamos que la Literatura vuele más allá de donde llegan las balas de la cordura. 

Víctor G.
@libresdelectura
www.facebook.com/libresdelectura

2 comentarios:

Nieves Fernandez dijo...

Pues de una loca a otro loco, gracias a ti por darnos alas dentro de este maravilloso manicomio. ¡Feliz 2015!

Libres de Lectura dijo...

Sin ayuda tan preciada como la tuya esto sería imposible de mantener. ¡Gracias Nieves!

Publicar un comentario

 
;