ESTALLÓ UN CORAZÓN ETERNO



Te estalló el corazón,
de tanto usarlo, te estalló en tus propias fronteras
cuando de éstas apenas tenías,
clavando banderas entre kilómetros de vida.
Te estalló el corazón y nos dejaste huérfanos de ingenio,
desabrigados de sonrisas en pleno invierno.
Te estalló el corazón sin poder siquiera sospecharlo...
Te estalló sin remedio y sin remedio nos dejaste en estallidos de dolor...

Te estalló el corazón en tus manos
que eran las de muchos,
camarada de humildes y burgueses,
aliento de paz entre coléricos.
Te estalló el corazón y con ello se extraviaron mil memorias
entre barrios rutinarios y periplos forasteros.
Te estalló el corazón alma caritativa, el cielo de los genios no podía esperar y
te estalló imposible de latir tanta sangre afirmativa.

Te estalló el corazón un domingo soleado,
hasta el mismo día, hasta el mismo tiempo, se vistió a tu medida,
entallado como eras, sereno y despejado,
tan festivo, tan dichoso,
que te estalló el corazón en tu medio cumpleaños.
Entre chispas de varitas, entre letras, entre magias inherentes
te estalló el corazón erudito, repleto de quehaceres y saberes,
te estalló colmado de instrucciones que ahora estallan sin destino.

Te estalló el corazón cuando aún faltaban muchos otros por amarte,
que del recuerdo los que nazcan querrán amar tu ejemplo.
Te estalló el corazón con tus armas aún intactas,
sin envidias ni artimañas estalló un corazón antes de tiempo.
Te estalló el corazón libre por estar comprometido a todos,
sin opción a creerlo ni olvidarte, nos dejaste desahuciados de alegrías.
Te estalló el corazón capaz de latir agua fértil entre indignos nubarrones.
Estalló un corazón eterno.

A Juan de Dios Concejero Fernández

25 de Julio de 1967-25 de Enero de 2015

Mi tío y mi padrino. Y la más buena persona que pude conocer y la más buena persona que llegaré a conocer.

Te recordaré hasta mi último estallido. Hasta que acuda a acompañarte.

D.A.C.

1 comentarios:

Anna Arrebola dijo...

Muy bonito, impresionante!

Publicar un comentario

 
;