FUERA DE QUICIO - KAREN JOY FOWLER

Muchos conocerán a esta autora por la ya emblemática obra El club de lectura de Jane Austen, publicada en 2004 con un éxito rotundo. En este caso, la editorial Malpaso nos trae la última novela de la escritora estadounidense, que quedó a un solo escalón de hacerse con el Premio Man Booker 2014: Fuera de quicio.

Envuelta en verde, tanto en su parte física – el contorno de las 318 páginas – como en su contenido – la Naturaleza por bandera –, Fuera de quicio es la reivindicación apoyada en forma de novela del lazo irrompible entre el ser humano y su cuna: la tierra, la naturaleza, el mundo. Siempre empujada por fragmentos del Informe para una academia de Kafka, esta novela nos sumerge en el interior de una niña que, ya adulta, nos da un profundo paseo por su infancia y posterior madurez. Karen Joy Fowler consigue, mediante un estilo frontal, hacerse con la respiración del que tiene la vista posada en su libro y cargar a esta de agitación, de suspense y  nerviosismo ante el grito apagado que pasa de Rosemary - la niña - al lector y que camina hacia la tragedia de una vida disuelta a causa del amor roto. Y es que el tema principal de Fuera de quicio es el amor, un amor que se baña en tragedia al entrar en escena la separación. Rosemary, hija de uno de aquellos científicos que estudiaron la mente primate introduciendo los experimentos en su familia, es criada junto a su ‘hermana’ Fern, un chimpancé al que se intenta humanizar y adaptar a una vida familiar típica americana. Con la conciencia por parte de estas ‘hermanas’ de ser seres iguales, Fern y Rosemary crecerán juntas como si se tratase de gemelas siempre de la mano de su hermano mayor: Lowell. Pero todo se truncará cuando Fern sea separada de la familia. Todo, incluso la propia familia. ¿Por qué?

Karen Joy Fowler crea un viaje en el tiempo a través del discurso de una Rosemary contemporánea llegando a convertir la narración en una confesión, en un llenar de significado los huecos que la propia mente había querido vaciar. Con Fuera de quicio nos introduciremos en la configuración de la mente humana y su adaptación a los traspiés evolutivos a lo largo de una vida, igual que viviremos la rotura interior que provoca la desaparición de un ser querido. Pero también saborearemos la rebeldía narrativa y el grito a la reivindicación hacia una sociedad global que apuesta por la separación antes que por la unión, que se encamina a pintar de gris lo que por tantos años ha sido verde. Fuera de quicio es una oda a la infancia pero también un golpe de realidad con respecto la edad adulta, es una ovación directa a la animalidad de las personas y a los animales en sí mismos como espejos de lo que somos intrínsecamente. Pero sobre todo, Fuera de quicio es una narración que desde su primera palabra se convierte en lágrima, una lágrima que incluso cerrando el libro al llegar a su punto final no cae. Fuera de quicio es una lágrima eterna que se encuentra, sabiendo que no va a caer, con los pies colgando al borde del abismo. 

Víctor González.
@chitor5

COMPRAR LIBRO:

3 comentarios:

Natàlia dijo...

Tiene buena pinta. Un beso ;)

Libres de Lectura dijo...

¡Gracias Natàlia!

Halcombe dijo...

Me encantó este libro, pero creo que es mejor abordar la lectura sin saber el aspecto clave de la trama (quién es Fern en realidad). Yo lo hice así y es genial la sorpresa que se siente al leer el vuelco que pega la trama hacia la mitad del libro. :) Saludos.

Publicar un comentario

 
;