HERIDA DE AMOR, HERIDA DE TI



¿Y si soy yo la cobarde? ¿Y si después de ponerte a ti verde resulta que la mancha soy yo? ¿Y si resulta que tú si que te tirarías a la piscina conmigo? ¿Y si soy yo a la única que le da miedo ahogarse? ¿Soy yo la cobarde?

Y si, y si, y si. Si alguna vez escribo nuestra historia prometo llamarla así. Eres mi acertijo sin solución. Eres ese sudoku que cuando crees que todos los números encajan, te falla uno. Esa estrella que se ahoga en la oscuridad y opta por apagarse. Eres ese beso que frenas, ese sí pero no, ese ni contigo ni sin ti. Eres distinto y por eso te quiero. Existe una sensación muy peculiar cuando realmente quieres a alguien. Es cuando si no le dices a esa persona que la quieres, revientas. Literalmente. Y yo estoy reventada. Herida de amor, herida de ti. Pero no me importa nada. No me importa que seas un acto suicida, porque en el fondo, todos hemos pensado alguna vez nuestra forma de matarnos y sin duda, la mía sería contigo.

Estás a 600 km de distancia, otra vez. ¿Que deje de decirte que la distancia es un problema? ¿Me estás jodiendo? El problema lo eres tú y siempre lo serás. Por eso no tenemos solución, porque esta no depende de mí. Estas roto, y quise ir de superheroína contigo sin darme cuenta de que estabas en el lado oscuro desde el primer día. Ojalá todo fuese menos. Ojalá no me creyera todo lo que me dices con esos ojos, sé que estás enamorado de mí. Pero somos demasiado iguales. Nos da miedo el ser felices el uno con el otro. Porque sabemos, que alguno desaparecerá. Tarde o temprano. Somos bombas suicidas cada vez que nos rozamos.

Titanium.
@blancadepaco

2 comentarios:

Unknown dijo...

Entiendo muy bien esa amalgama de sensaciones!

Libres de Lectura dijo...

¡Gracias por comentar!

Publicar un comentario

 
;